A favor o en contra del DNI electrónico

A pesar de contar ya con más de 25 millones de ciudadanos que disponen de DNI electrónico, su uso sigue presentando grandes carencias debido a diversos factores, entre los que destacan la desconfianza, la falta de conocimiento para su utilización o la falta de recursos para su puesta en marcha.
Resumamos ahora estos tres conceptos.

Desconfianza
Hay personas que sienten que el DNI electrónico es una forma que tiene el Gobierno y la Administración pública de controlar la vida y los datos personales de los ciudadanos.
La desconfianza se basa en el momento en que se pone en marcha la firma digital, de modo que el ciudadano puede estar trasladando su información e incluso firmando documentos sin saberlo.

Falta de recursos
A pesar de que se está trabajando para ampliar los servicios y gestiones que se pueden tramitar mediante el eDNI, la plataforma general de la Sede Electrónica de las distintas Administraciones presentan carencias o falta de soporte para tramitar mediante el dni electrónico o certificado digital.

Falta de conocimiento para su uso
Los esfuerzos por parte de la Administración del Estado para dar a conocer el uso del DNI electrónico son notorios.
Sin embargo no parecen ser los suficientes puesto que  en la actualidad existe un gran desconocimiento en cuanto al uso del DNI electrónico, es decir, no conocer bien todas las aplicaciones que tiene.

En la actualidad pensamos que la implantación del DNI electrónico es una de las aportaciones más valiosas que se haya podido hacer en beneficio del ciudadano, es decir, el hecho de que cualquier persona pueda gestionar un determinado trámite desde la comodidad de su hogar y no tener que perder tiempo al tener que acudir personalmente para la gestión del trámite.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *