Responsabilidad del ciudadano en la guardia y custodia de su DNI

Es responsabilidad del ciudadano el hecho de salvaguardar su documentación y portarla en regla, no sólo para la gestión de cualquier trámite administrativo, sino que un DNI ha de ser portado consigo en cualquier momento puesto que un agente así se lo puede reclamar.

La responsabilidad de custodiar el documento del DNI recae en el ciudadano al que pertenece. Si por algún motivo el DNI quedara perdido, el ciudadano tendría la responsabilidad de notificar su pérdida, al igual que si fuera objeto de un robo y en sus documentos figurara el DNI.

De este modo el ciudadano queda libre de posibles requerimientos que se pudieran producir, como por ejemplo un ladrón que después de obtener un DNI que no le pertenece lo utiliza como fin para crear confusión.
Se produciría entonces una situación, como mínimo incómoda, en la que al ciudadano se le solicitaría un requerimiento  por haber hallado su DNI en la escena de otro robo.

Es una situación un tanto rebuscada, pero nos sirve como ejemplo para dar a entender de la importancia del DNI ya que no se trata de un documento más, sino que es nuestra identidad en papel con la que podemos autentificarnos en cualquier situación.

Es por ello que conviene evitar que nuestro DNI recaiga en malas manos, o incluso perderlo puesto que como ya hemos comentado podría hacérsele un mal uso por parte de terceros.

Como venimos diciendo, en cualquier caso lo primordial y más importante es presentar una denuncia por el robo o extravío del DNI, de este modo ya nos podemos quedar más tranquilos en caso de incidencias posteriores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *